CONJURA DE TROMPETA

10 October 2013 per masimas a Notícies CONJURA DE TROMPETA

Wallace Roney, Josep Maria Farràs, Nicholas Payton, Claudio Roditi, Christian Scott, Jeremy Pelt, Joe Magnarelli, Chris Kase, David Pastor, Julián Sánchez....En poco menos de un mes el Jamboree Jazz Club expone la historia del jazz a través de la llamada de una trompeta.

Todo empezó el 25 y 26 de septiembre con la presencia de Wallace Roney en el sótano de la Plaza Real. No era la primera vez que en la tarima del Jamboree se paseaba el trompeta que designó Miles Davis como su heredero en la tierra. No en vano fue el elegido para realitzar la gira con el quinteto histórico de Ron Carter, Herbie Hancock, Wayne Shorter y Tony Williams. La novedad de la primera noche fue la incorporación en el grupo de Marc Ayza en calidad de sustituto del baterista oficial, Kush Abadey, retenido en Serbia por problemas con el pasaporte. Después de un primer pase de tanteo, el segundo set fue una auténtica exhibición. Tanto los pistones de Roney como la entrega de sus jóvenes coadláteres –Solomon al saxo, Gould al piano i Carter al contrabajo- ofrecieron un rendimiento máximo. Y con ellos las baquetes de Marc Ayza transpiraron sudor y excitación en cada golpe. La noche siguiente, con Abadey ya en su sitio, la intensidad y la cohesión fueron absolutas de principio a fin. Desconocía en ese momento el poderoso Walllace Roney que su actuación suponía el principio de un recorrido por la historia del jazz a través de la trompeta con algunos de sus mejores exponentes de las más diverses generaciones y procedencias. Del sonido clásico y más hot del género se hizo cargo el trompetista de Terrassa Josep Maria Farràs con una sesión de ensueño en la que presentó su disco “Emprentes”, firmado a la par con el maestro Francesc Burrull y junto a sus coetáneos Joan Albert (saxo alto), Adrià Font (bateria) y Dimitri Skidanov (contrabajo). Tan solo por el dúo de trompeta y piano de la pieza “Easy living” la noche del domingo 29 ya quedará enmarcada para la historia. El siguiente en la lista es el norteamericano Nicholas Payton (10 de octubre), una bestia parda en lo suyo que ha dado credencial propia a lo que ha bautizado como “Black American Music”,  con la que ha llevado a la actualidad el sonido tradicional de su Nueva Orleans natal. Le sigue en el cartel el veterano Claudio Roditi (17 de octubre), un músico de mil leguas que ha sido mano de derecha de Phil Woods y brazo incorrupto del cubano Paquito D’Rivera, entre otros. Brasileño de origen, Roditi se presenta con su trio europeo en plena celebración veinte aniversario. Una nueva andanada desde el Nueva Orleans post-Katrina la conlleva la presencia del sorprendente Christian Scott (30 de octubre) como disparo de salida del primer Jamboree Jazz Club Festival. Su propuesta es toda una declaración de principios con el nombre de su ascendencia india al frente, Christian Atundeh Adjuah, y el sexteto de gala en la caverna del Jamboree. El relevo lo tomará poco después el californiano Jeremy Pelt (1 de novembre), en calidad de nuevo exponente del sonido contemporáneo de la costa oeste norteamericana. De vuelta al sonido más clásico del metal, el soplo de Joe Magnarelli destlilará su elegancia y clase compartiendo escenario con el saxo maestro de Jerry Bergonzi  (9 de noviembre).  El dúo entre Lluís Vidal (piano) y Chris Kase (trompeta) ofrecerá una nueva percepción del instrumento con su particular homenaje a Kenny Wheeler (19 de noviembre). Y sin dejar de destacar la importante presencia de David Pastor en la presentación del primer disco  de la Jamboree Big Latin Band –“Pavana Club”- (28 de noviembre), la participación del gaditano Julián Sánchez al frente de su New Quartet (27 de noviembre) y en la propuesta de Javier Galiana (30 de noviembre) nos sitúa en la conjura de la trompeta y el libre albedrío.  Continuará...

Pere Pons.