Festival 2018

ESTAMOS TRABAJANDO EN LA PROGRAMACIÓN DEL FESTIVAL 2018

Historia

Bajo la filosofía de ofrecer una actividad cultural de primer orden durante el mes con menor actividad de la ciudad, el grupo Mas i Mas, con la ayudad de la cervecera San Miguel, puso en marcha en 2003 un festival que, hoy día, ya es un clásico de las noches de agosto en Barcelona.

2003-2004: Del Liceu al Victòria

A pesar de que los locales del grupo Mas i Mas –Jamboree, La Cova del Drac-Jazzroom, La Boîte y Moog- albergaban la práctica tota-lidad de los casi  setenta conciertos programados dentro de la primera edición del festival, el certamen reservaba una sorpresa a los aficionados: por primera vez se programaba una sesión de jazz en el Gran Teatre del Liceu. El 1 de agosto de 2003, un grupo encabezado por el trompetista Randy Brecker y el saxofonista Bill Evans se convertía en el primer conjunto de jazz que pisaba el escenario del coliseo de La Rambla. Otros artistas internacionales de reconocido prestigio dentro del género, como el pianista Jacky Terrasson o la cantante Claudia Acuña, pasaban por el entarimado del Jamboree, convirtiendo por un mes este club de la Plaça Reial en una de las salas de jazz con la programación más ambiciosa del planeta. Artistas brasileños como Euclydes Mattos, cantantes como Deborah Carter o disc jockeys como Moscatello hicieron las delicias de los muchos barceloneses que permanecieron en la ciudad durante el mes de agosto, y de los numerosos visitantes que no quisieron perderse alguna de las propuestas del festival.

Sin ninguna ayuda pública y en contra de todo pronóstico, la primera edición del San Miguel Mas i Mas Jazz Festival supuso un éxito de crítica y público, con actuaciones tan sonadas como la que ofrecieron Jerry González, Diego el Cigala y Los Piratas del Flamenco el 1 de setiembre de 2003, en el Teatre Victòria, para concluir la primera edición del certamen; concierto para el cual se agotaron todas las entradas con antelación.

Con la garantía del éxito de la primera convocatoria, el grupo Mas i Mas presentó una segunda edición del San Miguel Mas i Mas Jazz Festival, la de 2004, en la que de nuevo se programaba una sesión de jazz en el Gran Teatre del Liceu. Esta vez, se trataba de dos súper combos: uno encabezado por el guitarrista Kurt Rosenwinkel, el pianista Brad Mehldau y el saxofonista Joshua Redman, y otro con lo mejor de lo mejor del jazz nacional, con los saxofonistas Perico Sambeat y Llibert Fortuny, el trompetista Josep Maria Farràs y el batería Marc Ayza, entre otros. En cuanto a la programación en clubes, el Jamboree acogió las actuaciones del pianista norteamericano Robert Glasper, de Perico Sambeat, Llibert Fortuny o la del saxo tenor norteamericano Antonio Hart con el pianista Carlos Mckiney, que celebró dos sesiones antológicas. Artistas como el percusionista cubano Angá, el bandeonista argentino Marcelo Mercadante, los flamencos Las Migas o el disc jockey Óscar Mulero hicieron las delicias de una afición que volvió a agotar casi todas las entradas puestas a la venta.

2005-2006: Del Palau a L’Auditori

Consolidado ya como el San Miguel Mas i Mas Festival, sin la etiqueta “Jazz”, el certamen organizado por el grupo Mas i Mas presentó una tercera edición, la de 2005, con una novedad significativa: la ampliación del número de conciertos de gran formato. Si en 2003 y 2004 se habían reservado los espacios de gran aforo para los conciertos de inauguración y clausura del festival, en 2005 el Palau de la Música Catalana acogería cinco actuaciones de destacados artistas nacionales e internacionales. En concreto, por la sala modernista pasaron los jóvenes jazzistas Raynald Colom y Llibert Fortuny, el cuadro flamenco Entre Amigos –formado por los guitarristas Pepe Habichuela y José Miguel Carmona, el pianista Diego Amador y el bailaor Farruco–, el grupo de pop Pastora y el cantante cubano Ibrahim Ferrer, que ofreció uno de los últimos conciertos de su vida.

A pesar del incremento de las actuaciones fuera del circuito de salas de Mas i Mas, la organización del festival no renunció a presentar el grueso de sus actividades en formado de club, uno de los rasgos fundamentales que caracterizan la filosofía del grupo Mas i Mas y,  por extensión, de su festival. Así, el público pudo disfrutar de las actuaciones de Perico Sambeat, Donald Brown, Manuel Amaya o La Porteña Jazz Band, repartidas entre el Jamboree, La Cova del Drac-Jazzroom, el Moog y el tablao Los Tarantos.

Con  más de 100 actuaciones previstas, el San Miguel Mas i Mas Festival de 2006 presentaba un cartel ambicioso en el que destacaba la incorporación del Barcelona Teatre Musical (BTM), el Teatre Romea y L’Auditori como nuevos espacios para actuaciones de gran formato, que se sumaban al Palau de la Música Catalana. La diva del rock Nina Hagen se presentaba en el BTM liderando una big band insólita, The Capital Dance Orchestra, con la que repasaba su trayectoria a ritmo de jazz. El histórico pianista de jazz McCoy Tyner, teloneado por una entonces joven promesa Esperanza Spalding, constituía uno de los cabezas de cartel del certamen. Por el  mismo escenario, el Palau de la Música, también pasaron el trompetista Roy Hargrove, la cantante Martirio, los flamencos Alba y Manuel Molina y una producción exclusiva del San Miguel Mas i Mas Festival: Mayte Martín con Omara Portuondo.

El Teatre Romea acogió la primera producción teatral del festival: la obra La Strada, de Federico Fellini, bajo la dirección de Xicu Massó. Como punto final de la edición de 2006, se presentó un singular homenaje al cantautor Pau Riba, con una coproducción con el grupo Enderrock titulada Dioptria 2.0, en la cual diferentes artistas del país –Jordi Sabatés, Albert Pla, Marc Parrot, Sisa, Gerard Quintana o Santiago Auserón–, acompañados por una banda ad-hoc dirigida por Llibert Fortuny, revisaron el histórico álbum Dioptria, de Pau Riba.

2007-2009: Del Grec a Luz de Gas

Tras dos ediciones sin acoger ningún espectáculo, en 2007 se recuperó el escenario del Gran Teatre del Liceu para celebrar un concierto. Esta vez no fue el jazz el que ocupó el escenario del coliseo de la ópera sino el son cubano, de la mano de la orquesta Buena Vista Social Club. L’Auditori acogió un homenaje a la rumba catalana, con motivo de su cincuenta aniversario, a cargo del legendario Peret. Por la sala de la calle Lepant también desfiló uno de los cuartetos de jazz más aplaudidos de la pasada década, el del saxofonista Wayne Shorter, la cantante cubana Lucrecia, la Orquestra Àrab de Barcelona e, incluso, Fangoria, el grupo de la cantante pop Alaska. Salas de medio formato como Luz de Gas y Apolo entraron por primera vez en el conjunto de espacios del festival. En este caso, fueron el lugar escogido para los conciertos de dos conocidas orquestas de música cubana: Manolito Simonet y su Trabuco y NG La Banda.

Dos de las propuestas que más captaron la atención de la edición de 2007 fueron la presentación de la big band flamenca de Perico Sambeat en un escenario nuevo, el Teatre Grec, hasta entonces únicamente reservado al festival homónimo, y la introducción, por vez primera en el festival, de una programación fija de música clásica. Bajo  el nombre de “30 Minutos de Música”, el edificio gaudiniano de La Pedrera fue el espacio donde se llevó a cabo un ciclo de música de cámara con artistas conocidos y emergentes de la escena clásica del país.

El ciclo de música de cámara en La Pedrera se consolidó en 2008 como uno de los pilares básicos de la programación del grupo Mas i Mas. Sin embargo, ese año, la característica más destacable del San Miguel Mas i Mas Festival fue la organización de dos pases diarios de música en vivo de todo tipo de géneros –del hip hop al jazz más clásico– en el Teatre Grec. El histórico escenario de Montjuïc se convirtió en una especie de parque musical en el cual el aficionado podía disfrutar de una copa, de un pequeño mercadillo y, sobre todo, de sesiones de música de calidad a cargo de artistas tan variados como Esclat Gospel Singers, Giulia Valle, La Candombera, Triphasic, Madee, Asstrio, Nevoa, Miquel Gil, Sanjosex, Las Migas y un largo etcétera de músicos que cautivaron a miles de aficionados. De nuevo, Jamboree, Tarantos y Moog acogieron propuestas tan interesantes como el grupo del saxofonista Abdu Salim Freedom Jazz Quintet, el saxo tenor de Nueva Orleans Jesse Davis o el también saxofonista norteamericano Scott Hamilton.

La última de las ediciones celebradas a día de hoy, la de 2009, destacó por consolidar uno de los escenarios de formato medio más importantes de la ciudad, la sala Luz de Gas, un lugar  consagrado a la música negra en su expresión más bailable. Bandas como Brooklyn Funk Essentials, James Taylor Quartet, Esclat Gospel Singers, el saxofonista Pee Wee Ellis o los tríos Colina-Miralta-Sambeat y Triphasic ofrecieron un conjunto de sesiones que, en muchos casos, agotaron todo el papel puesto a la venta.

El festival se inauguró con una histórica del rock anglosajón, Marianne Faithfull, y concluyó con un no menos histórico grupo del pop-rock nacional: Jarabe de Palo.

En cuanto a la actividad en clubes, el Jamboree programó a leyendas del jazz como el batería Al Foster o el saxofonista Wendel Brounious, o del jazz fusión, como el organista Brian Auger. También a jóvenes promesas internacionales como el pianista Yarom Herman, o a valores de nuestro jazz como Albert Bover, Ignasi Terraza o Kike Perdomo.

Con renovado espíritu y ganas de encontrar nuevos retos, los responsables del grupo Mas i Mas ya preparan la que será la primera edición de la segunda década del siglo XXI del San Miguel Mas i Mas Festival.

2010-2011: Nueva década, nuevos escenarios, nuevas propuestas

Fiel a voluntad de ganar espacios para la música en el mes supuestamente más inactivo de la ciudad, el San Miguel Mas i Mas Festival inició la década de 2010 con propuestas originales en nuevos espacios. El año en que lo que el Palau de la Música Catalana estrenaba una nueva dirección, Mas y Mas decidió incorporar una nueva actividad en la programación de la edición de 2010: tres sesiones diarias de música acústica, de diferentes estilos, con formaciones pequeñas y de no más de 30 minutos de duración, en la sala de música de cámara de esta entidad. Dirigido por el periodista musical Pere Pons, el ciclo Palau 30 'llevó al espacio más íntimo del auditorio condal una serie de pequeñas joyas del flamenco, el jazz, el blues, la música de cámara, la canción o las músicas del mundo.

Abrió el mini-festival un dueto de altura: la cantante Sílvia Pérez Cruz con Raül Fernández "Refree" a la guitarra. Otras parejas destacables del primer Palau'30 fueron la fadista Névoa con el guitarrista Vicenç Solsona, la cantante Laura Simó con el histórico Francesc Burrull al piano, las jóvenes flamencas Paula Domínguez y Marta Robles, los tanguistas Marcelo Mercadante y Gustavo Battaglia, el maridaje entre el jazzman argentino Horacio Fumero y el tocaor Pedro Javier González, los jóvenes Celeste Alías y Marco Mezquida, y el Mozart jazzístico de Llibert Fortuny y Manel Camp, que cerró un exitoso ciclo en el que no faltaron tampoco dos solos a cargo de dos ilustres del jazz nacional: Ignasi Terraza y Pepino Pascual.

Un clásico de la música africana, la maliense Raki Traoré, y una histórica del pop español, la valenciana Sole Giménez, abrieron y cerraron San Miguel Mas i Mas Festival'10 en la sala grande del Auditori y el Palau de la Música Catalana, respectivamente. Fueron los únicos conciertos en recintos de gran aforo. Una sala de tamaño medio, Luz de Gas, acogió las propuestas más vinculadas al mundo del funk y el groove: los veteranos Defunkt del trombonista Joe Bowie-uno de los platos fuertes del certamen-, los barceloneses Just 4 Fun y Flavio Rodríguez y, como excepción notable, el gospel de la británica Lurine Cato con los Barcelona Gospel Messengers de Ramon Escalé. Tan o más rítmica y bailable fue la música techno que se escuchó en la sala Moog, con disc-jockeys como Hardfloor, DMX Krew, Mike Dred y Omar León.

En otro extremo podemos situar las propuestas del ya consolidado ciclo 30 'Minutos de Clásica en La Pedrera de Caixa Catalunya. El pianismo romántico de Jean-François Dichamp y Alfredo Armero, Kalina Macuta y Daniel Blanch interpretando Shubert, el guitarrista Jorge Arango, la soprano María Escobar con el pianista Alan Branch, la también soprano Beatriz Jiménez Marconi, el Trío Arriaga o el Nexus Piano Dúo son algunos de los artistas de música clásica que formaron del cartel de una edición, la de 2010, que en el Jamboree programó a artistas de la categoría de Esperanza Spalding con Leo Genovese y Francisco Mela, Víctor Mendoza con el Barcelona Percussion Project, Ronald Baker, Marc Ayza, Albert Bover, Lucrecia, Josep María Farràs, Jaume Vilaseca, Eva Cortés, Xavier Dotras o Five In Orbit.

Los cuadros de Luis Avedaño y Pedro Córdoba fueron los elegidos para la programación flamenca del Tarantos.

Como hecho destacable del San Miguel Mas i Mas Festival'10 cabe mencionar una clausura original, a modo de celebración del 50 aniversario del Jamboree, en plena plaza Real. Encima de un entarimado situado en un extremo de la plaza decimonónica actuaron, el 30 de agosto de 2010, la Big Acoustic Band de Alfonso Carrascosa y la Barcelona Blues Big Band, y se improvisó una WTF! Jam Session.

Bajo el espíritu renovador de 2010, la edición de 2011 mantuvo el exitoso ciclo Palau'30, con una apertura de gala a cargo de un dúo de altura del pop-rock hispano: el cantante Santiago Auserón y el guitarrista Joan Vinyals. Repitieron el trío de castañuelas Grau-Carlos-Nomoto, la fadista Névoa con el guitarrista Vicenç Solsona y el encuentro Fumero-González, y se incorporaron los manouches Biel Ballester y Leo Hipaucha, los tanguistas Cristina Villalonga y Gustavo Battaglia, el trío Soulimane-Bout-Zerualdi, la cantante Ana Rossi con la pianista Elisabet Raspall, y el dúo étnico de Mu con Sasha Agranov, entre otros. Del Palau'30 cabe destacar también un solo del saxofonista Llibert Fortuny y un concierto de clausura protagonizado por la cantaora Ginesa Ortega.

Una auténtica leyenda del funk, Maceo Parker, ofreció un show de tres horas al público que llenaba a rebosar el Palau de la Música Catalana, en la que fue la inauguración más rítmica que se recuerda del San Miguel Mas i Mas Festival . Rítmica-y también decibélica-fue una de las novedades destacadas de la edición del 2011: el mini-ciclo Moog Rock Club con las bandas de la escena indie Nudozurdo, James McCain Band y Joan Colomo + El Espíritu! En el capítulo del música de baile, la sala Jamboree acogió los discjockeys R de Rumba, Dj Wilor, Dj Twelve y Dj Fonk en lo que suponía la incorporación de las sesiones de discoteca del Jamboree en el cartel del certamen.

La música clásica, representada en el el apartado 30 'Minutos de Música Clásica en La Pedrera de CatalunyaCaixa, contó con intérpretes como los pianistas Marija Ivanovic, Akiko Nomoto, Katia Michel, Jean-François Dichamp, Cecilio Tieles y Enrique Bernaldo de Quirós , el guitarrista Alí Arango, el Cuarteto Albéniz, el Dúo Granados, el Trío Arriaga y los cantantes Beatriz Jiménez, Ricardo Velásquez, Ana G. Schwedhelm y Elías Benito Arranz. Coincidiendo con el 40 aniversario del deceso del compositor Joan Manén, el San Miguel Mas i Mas Festival'11 decidió homenajearlo con la inauguración del ciclo de La Pedrera y, sobre todo, con la interpretación de la obra Nueva Catalonia, el 11 de septiembre de 2011 el Palau de la Música Catalana.

Nuevamente, la sala Jamboree ofreció un cartel jazzístico de lujo, con estrellas como el trompetista Tom Harrell, el saxofonista Kenny Garrett, el trío Jeff Ballard-Miguel Zenón-Lionel Loueke, Dave Samuels & Barcelona Percussion Project o los británicos Get the Blessing, además de artistas nacionales de la solera de Félix Rossy-con Peter Bernstein-, Horacio Fumero & Albert Bover, Giulia Valle Libera Quinteto, Toni Solà, David Pastor, Gonzalo del Val, Dani Nel · lo, Sergi Sirvent o Susana Sheiman & Ignasi Terraza Trio. A nivel de jazz, cabe destacar un concierto de homenaje a Miles Davis, coproducido con la revista Jaç, con una big band ad hoc dirigida por Joan Chamorro, y con figuras como Andrea Motis, Llibert Fortuny, Matthew Simon, Jordi Bonell o el único músico español que tocó con Miles Davis: Carles Benavent. La grabación del concierto, titulado Sketches of Catalonia, se regaló a los lectores de la revista Jaç en formato de CD.

El flamenco del grupo Candelaria y de Karime Amaya & Sara Flores se pudo escuchar en la sala Tarantos, en una edición que concluyó oficialmente el Palau de la Música Catalana, con una insólita sesión de gospel a cargo de los británicos The London Community Gospel con la Jamboree Big Latin Band, dirigida por el también impulsor del gospel Ramon Escalé.

HALLS AND CONCERTS FROM MASIMAS
  • Jamboree Jazz CLub Barcelona
  • Moog Electronic Dancing Club Barcelona
  • Tarantos - Espectacles Flamenco Barcelona
  • Tarantos Club - Sessions de Indie, Pop, Rock Barcelona
  • Jamboree Dance Club Barcelona
  • Fundació Mas i Mas - Concerts de música clàssica a Barcelona
  • Mas i Mas Festival
Logo Grup Mas i Mas

Contacta | Información legal | Política de privacidad

© 2017 Grup Mas i Mas,tots els drets reservats