Artista del año, Gregory Porter

13 January 2014 per masimas a Jamboree Artista del año, Gregory Porter

No es una cuestión de calidad intrínseca (que la tiene, claro), sino de lo que representa. Gregory Porter, un cantante mayúsculo y un compositor muy eficaz, es la última gran apuesta de la industria discográfica para ver si logran, desde el jazz, atraer a los young urban professionals desencantados de la banalidad del pop. En cierta manera, es, en una escala mundial, como los vinos premiados de Wine Spectator, que tanto agradan a los estadounidenses. Porter también parecería demostrar todo lo que tiene para ofrecer en el primer sorbo, y luego dar más de lo mismo. Sin embargo, es dueño de un nivel y una calidad suficiente como para ser verdaderamente un grande.  

ACONTECIMIENTOS, NOTICIAS… 

El fallecimiento de Raúl Mao; fallecimiento de Jim Hall; I Jamboree Jazz Club Festival (Barcelona); cuarta temporada de Treme.

La revista Cuadernos de Jazz fue, y sigue siendo en su versión online, la más importante en su género del idioma castellano. Muchos la leíamos en otros países, y no había nada que se le pareciera. Raúl, su fundador, representaba una manera de hacer periodismo desde la pasión, que le permitía luchar contra todos los obstáculos que se le pusieran delante, y desde un conocimiento profundísimo que se revelaba sin arrogancia y con un respeto máximo por las opiniones ajenas. La revista continúa sin él, manteniendo su ética y su espíritu, pero el mundo del jazz perdió a uno de sus más importantes difusores y conocedores.

La otra gran pérdida es la de Jim Hall, un hombre modesto y apacible que protagonizó o catalizó varias de las revoluciones más poderosas de la música que nos ocupa, justo cuando el descubrimiento de obras como Live Vol 2-4 o sus conciertos recientes lo ponían en el centro de la escena.

En la sala pequeña del Jamboree Lee Konitz dio cuatro conciertos increíbles, por momentos epifánicos. En esa misma sala, Gregory Porter demostró, con una cercanía que impedía cualquier artificio, que es mucho más que un producto de marketing. En el espacio más amplio y hip del Apolo, Hermeto Pascoal llenó de alegría y audacias musicales la ciudad. Todo esto es parte del festival del club Jamboree, un lugar que, bajo la tutela de Pere Pons, está reescribiendo su historia como uno de los mejores clubes de jazz de toda Europa.

Fotograma de TremeQuizás hizo falta llegar a la cuarta temporada de Treme, la magnífica serie de HBO creada por David Simon (The Wire) y Eric Orvemyer, para descubrir que la música, en especial el jazz, es el verdadero protagonista. La excusa argumental consiste en narrar la forma en que el desastre del huracán Katrina no hizo más que poner al descubierto una sociedad fundamentalmente podrida por la corrupción, la pobreza y los conflictos étnicos, y también cómo esa sociedad vive, respira y se manifiesta a través de la música, su principal aporte al mundo. En la última temporada hay una escena reveladora: en la vigilia que se organiza en una escuela después de la muerte de una alumna que tocaba en la banda de la escuela, uno de los compañeros quiere homenajearla con música. “Me parece que no”, le dice el profesor, un conocido trombonista. “Esta noche no”. A veces hasta la música debe silenciarse.

 

Eduardo Hojman

© Cuadernos de Jazz, enero - 2014